Gonzalo Pueyo Abogados de familia bolígrafo sobre testamento

La validez del testamento ológrafo

El testamento ológrafo es el testamento que el testador escribe por sí mismo, y para que sea válido es necesario que contenga ciertos requisitos legales. En su elaboración no interviene el notario, lo que conlleva ciertos inconvenientes como la falsificación, desconocimiento, extravío o destrucción, además de que puede haber ciertas incorrecciones jurídicas que dificulten la partición hereditaria. Los requisitos son:


  • Sólo lo pueden otorgar personas mayores de edad, necesitando para su validez estar inscrito todo y firmado por el testador, expresando el año, día y mes en que se otorgue. Debiendo estar escrito a mano, no pudiendo otorgarlo aquellos que no saben leer y escribir, siendo un requisito esencial que sea autógrafo, del puño y letra del testador y con su firma (no se admite la huella dactilar, ni la expresión de no saber o no poder firmar; ni que firme un testigo por el testador).
  • En caso de contener palabras tachadas, enmendadas o entre renglones las debe salvar el testador bajo su firma.
  • La firma da valor a lo que antecede a la misma, pero no a lo que pueda escribirse después de ella. Bastando una firma al final del documento.
  • La fecha ha de ser autógrafa, pudiendo ponerse con números o letras. Si no hay fecha el testamento es nulo.
  • También lo pueden otorgar los extranjeros en su propio idioma.
0 0
Feed